La información es la clave

Noticias & Blog

Violencia Encuberta

Beatriz Margarita Igualt Carson

¿Qué es la Violencia? ¿Dónde empieza y dónde termina? ¿Podría yo ser Víctima de Violencia actualmente sin saberlo?


En Chile, 1 de cada 3 mujeres sufre algún tipo de Violencia, La Organización de Las Naciones Unidas define la violencia contra la mujer como «todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada».


Pues bien, todos sabemos que la Violencia no es solo física, sino también puede ser psicológica, sexual, económica, emocional, laboral, y si bien, el Estado cuenta con Instituciones de Prevención y Protección de la Violencia, es tanto o más importante Educar a la Ciudadanía, en articular a las mujeres –que si bien, no son las únicas afectadas, si las principales- para saber detectar, desde un comienzo, actitudes que podrán advertir que estamos ante una persona Violenta.

Muchas veces, esto ocurre de un modo muy incipiente en el pololeo, o incluso antes de él, en donde la víctima también justifica actitudes agresivas, o simplemente las “compensa” con otras virtudes que su pareja violenta podría llegar a tener.

¿Será violencia un hombre extremadamente celoso y controlador? ¿Será normal no revisar tu teléfono durante 30 minutos y ver que en ese espacio de tiempo tu pareja te llamó 15 veces? ¿Estará bien que tu pareja pretenda tener completo control de lo que haces y donde te encuentras las 24 horas del día? ¿Será adecuado que tu pareja te recrimine por tener instancias y actividades no relacionadas a ella, como hacer deporte, compartir con tus amigas, desarrollar tus hobbies, viajar con amigos?

¿Qué ocurre cuando una amiga o familiar comienza un pololeo y dejas de saber de esa persona, se aleja de todo y de todos? ¿Estará bien que un hombre opine respecto de la ropa que su pareja eligió utilizar, o peor aún, que inste a que se cambie la ropa que lleva puesta por una “más recatada”? ¿Qué pasa si él maneja tu horario de clases/salida del trabajo, etc, y CADA VEZ que sales de allí él está afuera esperando?

Como mujer y como abogada también, siento que tengo la responsabilidad y el deber de ser muy enfática en advertir que ninguna de las situaciones señaladas precedentemente son normales ni están dentro de una realidad normal.

Y la importancia de decirlo es porque en muchos casos esos actos van creciendo cual bola de nieve, -a modo de ejemplo-, en una primera instancia tu pareja te podría decir que no le gusta una amiga determinada tuya, pues “es mala influencia”, pero como están aún comenzando a conocerse no hace nada más.

Pero luego, con el pasar del tiempo y, muy paulatinamente, comienza a hablar mal de tu amiga, cada cierto tiempo, emitiendo siempre comentarios negativos respecto a ella – recordemos que, por regla general el celoso y controlador es también un ávido manipulador- hasta que luego, con el devenir del tiempo consigue quebrar la amistad y de esa forma, lograr su cometido, abstrayéndote de esa amiga o círculo de amigos.

De ese modo también impide que dejes en evidencia cómo se desenvuelve él en la relación, evitando así que tus amigos te den algún consejo conducente a modificar conductas, o, incluso, terminar con él.

Posteriormente, comienza a controlar lo que haces, a donde vas, como te vistes, con quienes hablas, incluso he visto casos que controlan hasta lo que comen o dejan de comer, y hacen de esa forma un trabajo muy minucioso, consiguiendo tener el poder total de su pareja, el problema es ¿Qué pasa si una vez conseguido ese poder intentas salir de allí?, ¿Qué ocurre si decides poner un freno a todo eso y por ejemplo no contestar el teléfono las 27 veces que te llama?

Yo creo que todos sabemos el final de la historia y en que podría llegar a terminar aquello.


En Chile, al 30 de enero de este año 2021 ya hay 4 femicidios consumados, es por eso mujeres, que las insto a tener MUCHO cuidado, y prestar MUCHA atención cuando conozcan a alguien, en la gran mayoría de los casos hay hechos que denotan actitudes que no corresponden, el llamado es a no pasarlos por alto, porque lo que hoy podría ser un “está bien que me llame 30 veces al día, lo hace porque se preocupa de mi” mañana podría ser un “me pegó porque no le contesté el teléfono” o escenarios bastante peores, incluso, fatales.

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email