La información es la clave

Noticias & Blog

PYMES: UNA DURA REALIDAD

Vengo saliendo de una audiencia laboral y quiero escribir sobre una situación dura pero poco comentada en la red.

Las PYMES han entrado con fuerza la última década como el motor y foco del desarrollo del país, pero también es muy comentado que es duro ser una PYME. En efecto, si hay crisis economica, alza tributaria o llueve, las PYMES son las primeras en caer. Hay casos que las PYMES también pasan malos ratos pero a causa de tribunales.

Quiero comentarles sobre el caso de Yolanda, empresaria dedicada a la administración de condominios. Ella cometió el grave error de iniciar sus actividades como persona natural (no a través de una empresa), lo que derivó en que toda la gente que contrataba como conserjes tuvieran contrato de trabajo con Yolanda y no con una empresa intermedia.

Vino la pandemia y uno de los condominios quiso terminar el contrato con Yolanda, por lo que debió despedir a varios conserjes. Estos, luego, la demandaron a ella, como persona. Como antesala quiero señalar que, si bien, Yolanda no tenía mala situación económica, no podía enfrentar estas demandas sin caer en la quiebra.

Defendimos a Yolanda en 2 juicios laborales, en los cuales llegamos a acuerdos, pues en sede laboral son sumamente duros con los empleadores. En el primer juicio era justificada la demanda, pero en el segundo, se le iba a cobrar un millon de pesos adicionales por no incluir en la carta de despido el motivo de la causal (ojo que si se indicó que se despedía por necesidades de la empresa).

No quiero ahondar mucho en el detalle de los juicios, sólo quiero destacar que la ley laboral nació como una herramienta de protección para el más débil, sobretodo para proteger al trabajador de una empresa con claro poder económico. No para aplastar microempresarios frente a subterfugios legales, no como una forma de extraer más dinero de un finiquito. Pero lamentablemente esta es la realidad de hoy.

Si usted tiene una PYME le doy estos 2 consejos en limpio de la vivencia de Yolanda:

1.– Siempre contrate con sus empleados y proveedores a través de una sociedad (EIRL, SpA, o lo que sea), esto evitará que al tener deudas le embarguen su casa propia, vehículo y otras cosas personales. No cuenta si es empresario individual, eso es algo netamente tributario y al final es lo mismo que el caso de Yolanda.

2.– Siempre antes de despedir a un trabajador, asesórese con un abogado laboral. Le aseguro se ahorrara millones, y no estoy exagerando. Nosotros tenemos ancha experiencia en tema laboral, y no cobramos por asesoría.

En conclusión, Yolanda tuvo que pagar un acuerdo (monto rebajado) en cuotas y con plazos distendidos, pero esto era mucho mejor que la de perder el juicio. Esto significaba que debería pagar un millón y medio al contado, y con el peligro de embargo de todos sus bienes personales. Como último dato curioso, señalo que el juez (que era bien jóven además), nos dijo en la cara que mejor tomáramos el acuedo pues nos iba a rajar en la sentencia…

Si tienes una opinión, réplica, comentario o simplemente quieres escribir un artículo por favor escribeme a gnpiedrabuena@defensa-ciudadana.com

Guilermo Nicolás Piedrabuena Parrochía, Defensa Ciudadana

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email